¿Qué hacer ante un sangrado nasal (epistaxis)?

Blog

¿Qué hacer ante un sangrado nasal (epistaxis)?

| 1 febrero, 2018 | Blog

Llamamos epistaxis a la aparición, espontánea o no, de sangre a través de las fosas nasales. Hay que tener en cuenta que se trata de una zona irrigada por multitud de pequeños vasos sanguíneos, por lo que la aparición de sangrado nasal es un motivo frecuente de consulta. A continuación hablaremos de sus posibles causas y las medidas que podemos tomar encaminadas a controlar la hemorragia nasal:

Posibles causas de sangrado nasal

  1. La causa más frecuente de epistaxis es la manipulación de la zona con los dedos que acaba produciendo la rotura de alguno de esos pequeños vasos sanguíneos ya mencionados,  por lo que se recomienda evitar esta manipulación  en la medida de lo posible o, en caso necesario, realizarla de manera cuidadosa. En niños es importante cortar las uñas.
  2. Otra causa frecuente de sangrado nasal es la sequedad de la mucosa nasal. Si éste es el caso, puede ser de ayuda realizar irrigaciones con una solución salina, suero fisiológico o usar pomadas que favorezcan la lubricación nasal.
  3. Evite el tabaco, puesto que es un agente que reseca la mucosa nasal.
  4. El uso de determinados medicamentos como anticoagulantes o antiagregantes y algunos sprays nasales pueden favorecer el sangrado nasal. Consulte con su médico sobre la medicación que está tomando.
  5. Más raramente, puede estar causado por enfermedades relacionadas con la coagulación o niveles bajos de plaquetas, siendo excepcional que la causa de la hemorragia sea debida a tumores nasales.
  6. Mantenga controlada su presión arterial. Una tensión arterial alta puede provocarle sangrado nasal.

En cualquier caso, un sangrado nasal recurrente debe ser evaluado por un médico especialista, que realizará las exploraciones y pruebas complementarias que sean necesarias para identificar su causa y proporcionarle el tratamiento más adecuado.

Pautas de actuación ante un sangrado nasal persistente

  • En primer lugar, mantener la calma. Esto evita que aumente la presión arterial, que nos hará sangrar más.
  • En caso de epistaxis persistente se recomienda comprimir  la fosa nasal afectada con los dedos. Puede ayudarse de un algodón empapado en agua oxigenada.
  • Morder hielo o aplicarlo en la nuca produce una vasoconstricción refleja que puede ayudar a contener la hemorragia.
  • Evite tras lo episodios realizar esfuerzos físicos durante unos días, manipular la zona, sonarse con fuerza y mantener la cabeza agachada, puesto que puede reaparecer el sangrado.

Si, a pesar de aplicar estas medidas, la epistaxis persiste, se recomienda acudir inmediatamente a un centro médico para su valoración por un especialista y la aplicación del tratamiento adecuado a cada caso.

print

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies