¿Problemas o trastornos de voz?, ¿padece usted una disfonía?

Blog

¿Problemas o trastornos de voz?, ¿padece usted una disfonía?

La disfonía es una patología relativamente frecuente que genera dificultades para la correcta producción de la voz. Cuando esta pérdida es completa, se denomina afonía.

¿Cuáles son las causas de la disfonía? Las causas más frecuentes son procesos infecciosos (laringitis viral, fundamentalmente) o un mal uso de la voz. También puede estar causada por lesiones funcionales y no funcionales de las cuerdas vocales (como nódulos, pólipos, papilomas…) o ser secuela de intervenciones quirúrgicas (tiroidectomía). Además, determinadas patologías neurológicas, como el Parkinson, la miastenia gravis o la esclerosis múltiple, pueden asociar al cuadro clínico alteraciones en la voz.

Aquellos profesionales que requieran el uso de la voz en su mundo laboral (docentes, oradores, cantantes…) deben estar especialmente alerta ante la disfonía. Para ello, es importante que cuenten con el apoyo de un especialista que realice un enfoque global de la disfonía, valorando las características morfológicas y funcionales de la voz para poder realizar el control médico apropiado.

Los especialistas disponemos de herramientas como el análisis aerodinámico, acústico o estroboscópico de la voz, que nos sirven de apoyo para prevenir y tratar estar patología. Una vez establecido el diagnóstico por parte del otorrinolaringólogo, y en función del tratamiento indicado, la rehabilitación vocal por parte del logopeda es fundamental para evitar complicaciones y recidivas.

Hay 7 recomendaciones básicas que debemos tener en cuenta ante los primeros síntomas de una disfonía:

1. Se recomienda el reposo vocal y posteriormente hablar poco, evitando abusos vocales y la voz cuchicheada.

2. No carraspee ni tosa enérgicamente, puesto que estas acciones irritan aún más la laringe.

3. Evite el reflujo gastroesofágico ya que puede inducir o agravar la disfonía.

4. La correcta hidratación es fundamental para la prevención y recuperación vocal.

5. Evite las bebidas y los alimentos excesivamente fríos o calientes.

6. Absténgase del tabaco, el alcohol, y todos aquellos agentes que irriten la mucosa
laríngea
.

7. El uso del aire acondicionado reseca las mucosas; úselo únicamente si es estrictamente necesario.

A veces, la disfonía persiste. Si ello sucede, o si está asociada a dificultades respiratorias o a alteraciones en la deglución, no deje de pedir la valoración de un especialista. Será fundamental para su recuperación.

print

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies