Eco Doppler

Eco Doppler

La ecografía doppler es una técnica que combina el uso de ultrasonidos y el doppler. Permite evaluar el flujo sanguíneo de las venas. Con ello se puede cuantificar la velocidad del flujo, el diámetro del vaso, detectar la presencia de placas de ateroma, lesiones inflamatorias, estenosis, obstrucciones, etc. 

Esta prueba permite observar las estructuras vasculares y estudiar el flujo sanguíneo en un punto concreto. Aporta gran cantidad de datos hemodinámicos y morfológicos del sistema venoso.

¿Cómo se realiza la eco doppler?

La ultrasonografía de troncos supraaórticos se realiza con el paciente acostado, colocando el transductor sobre el cuello en diferentes posiciones hasta identificar las arterias carótidas y vertebrales. El examen se completa con el estudio del flujo sanguíneo en el circuito orbitario (arteria oftálmica)

El Doppler transcraneal se realiza también con el enfermo acostado, colocando la sonda Doppler en el cráneo sobre las denominadas ventanas acústicas (ventanas transtemporal, occipital, oftálmica y submandibular), a través de las cuales pueden penetrar los ultrasonidos.

De este modo, se consigue identificar las arterias intracraneales principales dependiendo fundamentalmente de la ventana acústica utilizada y la profundidad de insonación.

Ocasionalmente se utilizan potenciadores de la señal Doppler, que se administran por vía intravenosa y carecen de efectos secundarios importantes. Ambas técnicas pueden realizarse en cualquier persona porque, como cualquier ecografía, carecen de riesgos de irradiación.

¿Cuándo está indicada?

La enfermedad ateromatosa (fundamentalmente carotidea) representa la causa más frecuente de ictus isquémico. Por tanto, para una adecuada valoración de los pacientes que han sufrido un ictus isquémico, es indispensable evaluar el funcionamiento de las arterias que proporcionan irrigación al cerebro con ambas técnicas, que son complementarias entre sí.

La ultrasonografía de troncos supraaórticos es útil también en la prevención del ictus, puesto que puede identificar pacientes con alto riesgo mediante la detección y el seguimiento de la ateroesclerosis carotidea, sin riesgos ni molestias para el paciente. Otra indicación frecuente de esta exploración es la valoración de pacientes con soplos cervicales en la auscultación.

El Doppler transcraneal es una herramienta fundamental para el neurólogo en la evaluación del paciente con ictus agudo. La primera indicación que se introdujo a la práctica clínica fue la monitorización del vasoespasmo, una complicación frecuente de la hemorragia subaracnoidea.

Otras aplicaciones clínicas introducidas posteriormente son, entre otras, el diagnóstico y seguimiento de las estenosis intracraneales, la evaluación de las repercusiones hemodinámicas de la estenosis carotidea (o estudios de reserva hemodinámica), la detección de microembolias cerebrales y el diagnóstico de una comunicación cardiaca derecha-izquierda.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies