Neurocirugía

Neurocirugía

La neurocirugía es la ciencia médica que estudia las enfermedades que afectan al sistema nervioso que requieren o pueden requerir un tratamiento quirúrgico en algún momento de su evolución.

Por tanto, tiene una conexión muy estrecha con la neurología, puesto que muchas de las enfermedades a estudiar y tratar son comunes para ambas especialidades.

Es muy amplio el campo que abarca y va desde el diagnóstico clínico y tratamiento médico de enfermedades muy comunes, como la epilepsia, enfermedad de Parkinson, alzheimer, cefaleas, infarto cerebral… a la generación de líneas de actuación e investigación clínica muy complejas en patologías muy precisas, en las que puede estar implicada también la neurocirugía: tratamiento quirúrgico de la epilepsia, de la enfermedad de Parkinson, accidente cerebrovascular, dolor…

Una de las principales áreas de especialización de las Clínicas Gaias es la patología de la columna vertebral, con nuestros equipos multifuncionales diagnosticamos y tratamos con especial atención estas patologías.

La estructura vértebro-medular es muy compleja, tanto en su anatomía como en su función y es origen de múltiples enfermedades. La neurocirugía, gracias a los últimos avances en neuroimagen y en técnicas quirúrgicas, ayuda a solventar muchos de los problemas que se asientan en la columna vertebral. A continuación exponemos los más frecuentes:

Hernia de disco lumbar

Con el paso de los años, los discos intervertebrales pierden elasticidad, degeneran y se rompe la cápsula que contiene el material elástico. En otras ocasiones es un esfuerzo excesivo el que origina que dicho material se salga de su sitio. Por lo general esta salida del disco o hernia discal se produce hacia atrás y hacia uno de los lados, encontrándose en su camino a una de las raíces nerviosas que salen de la médula para formar el nervio ciático. Esto provoca un dolor al nivel lumbar que se irradia por una de las extremidades inferiores (ciática)

Cuando el tratamiento médico no consigue controlar el dolor, o cuando aparecen síntomas neurológicos (alteraciones motoras, pérdida de fuerza y sensitiva, parestesias, “hormigueos”), la única alternativa es el tratamiento quirúrgico.

Estenosis del canal lumbar

El canal espinal puede ser más estrecho de lo normal por causas congénitas o bien porque hay una artrosis avanzada de la columna.

La artrosis se caracteriza porque, entre otras cosas, el organismo fabrica más hueso alrededor de las articulaciones. Este aumento del hueso puede reducir el diámetro del canal espinal. Esto hace que el paciente presente compresión de las raíces nerviosas, provocándole dolor y dificultades para caminar.

 

Inestabilidad vertebral lumbar

La armonía entre vértebras se puede perder por múltiples causas: traumatismos, tumores vertebrales, causas congénitas (espondilolisis-espondilolistesis) o degenerativas (artrosis). El movimiento anormal de una vértebra sobre otra y la posibilidad incluso de desplazamientos produce una compresión de las raíces que salen entre las vértebras y puede llegar, en grados extremos, a provocar un estrechamiento muy grave del canal vertebral.

Hoy día esta inestabilidad se solventa mediante la colocación, con técnicas altamente sofisticadas, de tornillos especiales que fijan las vértebras a unas barras que restauran la estabilidad perdida.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies